Trucos para gastar poco durante tu curso en el extranjero

¿Estás pensando en irte de viaje o tienes algún viaje planeado, pero te asusta pensar en lo que te vas a gastar una vez que estés allí? Desde Ynsitu te traemos las claves para gastar poco durante tu estancia en el extranjero.

 

  1. Combina vuelos internacionales y regionales: A veces, nos empeñamos en coger vuelos directos a nuestro destino, lo cual incrementa el precio considerablemente. Te proponemos que compares el vuelo directo con hacer escala. En ésta última, puedes utilizar otros medios de transporte como el tren o el autobús.

 

  1. Desplázate en bici: Una vez en tu destino, una buena forma de desplazarse, puede ser en bicicleta. No te gastaras ni un céntimo y, además, no contaminarás. En Europa, es un de los medios de transporte más utilizados hoy en día, por lo que las ciudades están acondicionadas para ello.

 

  1. Utiliza transporte público: Si tu trayecto es largo, o si las condiciones meteorológicas no acompañan para que puedas utilizar la bicicleta, una buena solución es el uso del transporte público. Te gastas muy poco y podrás acceder a cualquier parte.

 

  1. Haz bien el equipaje, asegúrate de ir preparado para cualquier imprevisto meteorológico: Trata de hacer bien tu maleta y de no olvidarte nada, así te garantizas no tener que comprarlo en tu destino.  En este enlace encontrarás un post en el que te explicamos qué llevar en tu maleta. Llévate ropa de todo tipo. Por ejemplo, aunque te vayas a una zona calurosa, llévate algo de abrigo, ya que nunca sabes lo que puede pasar. No te olvides de ir preparado para la lluvia.

 

  1. Aprovecha descuentos de estudiante: Cada vez son más los descuentos que realizan a estudiantes, ya sea para monumentos, museos o incluso en tiendas o restaurantes.

 

  1. Infórmate sobre días de museos gratis: Hay muchos museos y sitios de interés que en determinados días u horas son gratuitos. Infórmate de ello antes de visitarlos.

 

  1. Planea qué hacer: Una buena opción es plantear antes de ir cuánto tiempo vas a estar y qué vas a hacer, para poder así eliminar gastos inesperados.

 

  1. Reserva sitios con antelación: Muchos visitas o lugares son más baratos si los contratas con tiempo o si lo haces a través de Internet.

 

  1. Come barato: No comas todos los días en restaurantes, sino trata de ir a supermercados o mercados locales para comer por tu cuenta. Otra gran opción es acudir a puestos callejeros o comparar los diferentes precios de los restaurantes antes de entrar.

 

  1. Come donde lo hagan los locales: De esta forma te aseguras la calidad-precio.

 

 

  1. Conoce sitios y lugares a través de gente local: Será una buena forma de garantizarte un buen precio y de evitar sitios turísticos, que son los más caros.

 

  1. Llevar provisiones: Todo aquello que te lleves, te lo ahorrarás. Llévate lo fundamental para no tener problemas al viajar, por ejemplo, en avión.

 

  1. Cuidado con el uso de tu tarjeta de crédito: Su uso puede derivar en el cobro de comisiones de la entidad bancaria. Por tanto, trata de tener dinero en la moneda local.

 

  1. No cambies dinero en el aeropuerto: Siempre te saldrá peor la conversión de divisas. Puedes cambiarlo antes de ir o en diferentes puestos de tu destino, pero no es aconsejable hacerlo en el aeropuerto.

 

  1. Compra una SIM local con Internet: Esta opción es muy interesante para aquellos destinos donde no tengas roaming o para largas estancias.

 

  1. Recicla botellas y latas: A diferencia de España, en muchos lugares de Europa se paga por reciclar este tipo de envases, es muy sencillo, solo debes depositarlas en unos contenedores especiales dentro de los supermercados.

 

  1. Si estás en un país asiático, ¡atento! Sirven comida en los templos: Puede ser una solución ocasional para comer sin gastar nada y conocer así su gastronomía.

 

  1. Evita las visitas guiadas: Si buscas hacer turismo, opta por los tours gratuitos que ofrecen los propios locales, los conocidos como free tour, así te ahorrarás los elevados precios de los tours convencionales.

 

  1. Contrata un seguro médico: Contratar un seguro médico te será de gran ayuda sobre todo en lugares como EE.UU., donde la sanidad tiene un gran coste.

 

  1. Aprovecha el transporte nocturno: Si tienes que viajar de un lugar a otro puede ser una buena idea hacer uso de éste, ya que su precio es más bajo y además, te ahorras una noche de hotel.

Esperamos que estos consejos te sean de gran utilidad y que los puedas llevar a la práctica para tener un viaje maravilloso y económico al mismo tiempo.