Sistema educativo español vs Sistema educativo inglés

Sistema educativo español vs Sistema educativo inglesHacer un curso de inglés en el extranjero es una oportunidad que te ayudará a crecer personal y profesionalmente. Es algo reconocido en todo el mundo que el modelo de educación de este idioma tiene una gran ventaja sobre los establecidos en otras lenguas, como por ejemplo, la española. Es así como se pueden encontrar bastantes aspectos que el sistema educativo español debería aprender del inglés.

El enfoque de la enseñanza en la lengua inglesa ayuda a desarrollar habilidades primordiales en el mundo actual. Por su parte, el modelo educativo en español sigue dando prioridad a aspectos como la teoría y la memorización de contenidos en vez de la práctica. A continuación, te invitamos a conocer las principales diferencias que hay en la educación entre estas dos lenguas.

7 aspectos clave que marcan la diferencia

Un modelo educativo bien elegido puede representar para tus hijos el éxito académico y el laboral en el futuro. Es muy importante que reconozcas que los sistemas de educación en las diferentes lenguas les dan prioridad a distintas habilidades. Por lo tanto, debes conocer bien a tu hijo y sus necesidades y fortalezas para que puedas elegir un buen colegio para él.

1. Importancia de la práctica por encima de la teoría

En el sistema educativo español el paradigma de la teoría y la memorización de los contenidos no ha sido superado. Por otro lado, el que se emplea en inglés le da mayor relevancia a la práctica y el uso y la aplicación de los conocimientos adquiridos.

Podemos notar en este sentido, mejores ventajas en el segundo modelo descrito, ya que los alumnos desarrollarán las herramientas necesarias para asumir diferentes situaciones, tomar decisiones y buscar soluciones a las problemáticas. En resumen, el sistema pedagógico inglés se basa en el concepto asimilativo en contraposición al concepto retentivo.

2. Relevancia de la evaluación continua

Tocando este segundo punto, podemos decir que la educación inglesa busca que los alumnos tengan un rendimiento sostenido. Por esta razón, en sus evaluaciones prima el esfuerzo y la constancia.

De esta forma, los alumnos no piensan que con un examen al final del periodo puedan pasar la materia, o que mediante un trabajo hecho a última hora vayan a subir las unidades necesarias para ganar el año. Los maestros premian el nivel sostenido por el estudiante durante todo el periodo escolar. Sin duda, tu hijo se sentirá mejor motivado al recibir este trato.

En cambio, el sistema educativo español no trabaja de manera óptima el refuerzo positivo y la motivación en el alumnado. Para ello debería ser más autocrítico y pensar que las recompensas producen mejores resultados que los castigos.

3. Diversidad de niveles y exigencias académicas

El que propone el inglés tiene una estructura que se divide en etapa primaria, secundaria, A-levels y educación universitaria o superior profesional. Una particularidad de este sistema es que, para pasar a la educación secundaria, los alumnos deben realizar un examen que valide los conocimientos necesarios.

En el usado por el español no existe ningún examen para acceder al bachillerato y, por lo tanto, no hay un control para el cambio de etapa. De igual manera, en este modelo no hay una diversificación por niveles y habilidades de los alumnos, como sí ocurre en el de inglés, quien, gracias a esto, imparte una educación personalizada y consciente de las capacidades y necesidades de cada alumno.

4. Valor del trabajo en equipo

En el sistema educativo español esta habilidad no es desconocida, no obstante, es una de las cosas que empezaron a incorporar primero los británicos. El trabajo en equipo sirve para aprender a delegar responsabilidades, reconocer los puntos fuertes y las falencias propias y de los demás, dividir las problemáticas, entre muchas otras destrezas sociales. Todo esto es esencial para la vida laboral y al practicarlo en la escuela, a la hora de hacer exposiciones y trabajos o actividades en grupo, se puede asimilar mejor de cara a la adultez.

5. Trabajo por objetivos

Desde hace varios años, el sistema empleado en la lengua inglesa ha incorporado el trabajo por objetivos en las aulas de clase. Mientras que para el modelo español esta forma de hacer las cosas aún es poco frecuente. En el inglés cada alumno empieza el periodo escolar con unos objetivos claros. Depende de cada uno esforzarse y trabajar para lograrlos. De esta forma, cada objetivo alcanzado se asimila como un reto superado, lo que aumenta la autoestima.

6. La educación en los internados

Para la cultura anglosajona es muy importante en el desarrollo individual e integral de cada uno la consecución de la autonomía. El que los adolescentes se vayan al internado representa una separación del seno familiar que los pone en un nuevo escenario donde no tienen el confort de la casa.

Pues bien, en la vida laboral y personal los seres humanos nos encontramos en diversas etapas de la vida con situaciones de este tipo. En el internado los jóvenes aprenden a adaptarse, afianzar relaciones sociales, el autocuidado, el orden y la disciplina y el cumplimiento de los deberes.

7. Superación de los libros

A diferencia del sistema español, en el que la educación aumenta su costo dramáticamente cada año escolar mediante libros y cartillas, el inglés dio un paso adelante. En Inglaterra, los libros de texto de primaria y de secundaria son distribuidos mediante reproducciones que los alumnos guardan en sus archivadores y en sus cuadernos.

De esta manera, el costo de la educación no se acrecienta demasiado para los padres. Además, las bibliotecas y repositorios de las instituciones cuentan con materiales de sobra para abastecer a sus alumnos.

Como pudiste ver, las diferencias entre un modelo y otro son bastante significativas. Los británicos han tenido una tradición que los ha llevado a asumir la educación de manera pragmática. El modelo educativo español necesita ser progresivo e incorporar en su imaginario conceptos frescos que le permitan empatizar mejor con los jóvenes.

Tú también puedes experimentar las ventajas de esta perspectiva educativa haciendo un curso de inglés en el extranjeroEn Ynsitu encontrarás todas las ofertas de instituciones para aprender este idioma en un país nativo. Entra, compara y elige tu próximo destino para aprender o mejorar tu inglés.