¿Alojamiento en familia anfitriona o residencia?

Alojamiento en familia anfitriona o residencia

Una vez elegido el curso que quieres realizar y el destino, ¡ya no te queda nada para organizar todo lo importante del viaje! Ahora sólo tienes que decidir algo que siempre genera muchas dudas… ¿Cuál es el  tipo de alojamiento en el que quiero vivir la aventura? Y es que escogerlo bien es una de las cuestiones de mayor relevancia. 

Existen varias opciones que desde Ynsitu te proponemos a tan sólo un click: En familia, residencia, apartamento u hostal. Consulta aquí de qué se trata cada opción.

En este post te queremos dar a conocer las ventajas y limitaciones con las que cuentan las dos opciones más elegidas: alojamiento en familia y alojamiento en  residencia. 

Alojamiento en familia anfitriona

Empezando por la familia anfitriona, disfrutarás de los siguientes beneficios:

  • El aprendizaje será total: Podrás experimentar una inmersión completa, donde aparte de dominar el idioma y de practicarlo las 24 horas del día, conocerás sus costumbres de la forma más acogedora. 
  • La seguridad: podrás contar con el apoyo de tu familia anfitriona, con la cual te sentirás un miembro más y siempre estará disponible para ayudarte.
  • Comodidad: Disfrutarás de las ventajas de vivir en una casa particular, de contar con un transporte y de su apoyo.
  • Cercanía: Son familias experimentadas y seleccionadas para ti tras un proceso de selección, por lo que sabrán cómo tratarte y ayudarte en la convivencia. Si no te sientes bien con la familia asignada, no te preocupes. Estaremos disponibles para ti y buscar una alternativa. 
  • Ahorro: Es la opción más económica en cuanto a manutención. De esta manera podrás disfrutar de tus comidas y viajes, entre otras cosas, sin pensar en cuánto te puedes gastar.
  • Comida:  Te sumergirás de manera total en la gastronomía de tu destino a través de sus platos.
  • Vínculo: Crearás un vínculo con tu familia anfitriona que podrás llevarte para siempre.
  • Capacidad de elección: Podrás elegir las comidas, llevarte a visitar nuevos lugares, integrarte en su día a día, llevar tus propios horarios, poder elegir familia con o sin mascotas, hijos de tu misma edad, etc.

Una vez conocidas las ventajas, también debes conocer sus limitaciones:

  • Responsabilidades y obligaciones: Deberás saber adaptarte a sus normas y costumbres, para poder tener un buen clima de convivencia.
  • Gente nueva: Afianzarás una relación con tu familia, pero conocerás a menos gente que si estuvieses en una residencia con más estudiantes.
  • Afinidad: Quizás encuentres alguna discrepancia con algún miembro de tu familia.
  • Independencia: Menor independencia que en una residencia.
  • Permiso: Antes de realizar según qué actividades, deberás contar con la aprobación de tu familia, ya que está a cargo de ti.

Alojamiento en residencia

Una vez analizada la familia anfitriona, toca analizar las ventajas de convivir en una residencia: 

  • Disfrutarás de un ambiente internacional: Vivirás y compartirás momentos con estudiantes de Podrás conocer otras lenguas al haber estudiantes internacionales y llevarte su amistad incondicional.
  • Independencia: A diferencia de la familia anfitriona, serás responsable de ti mismo y podrás realizar diferentes actividades con total independencia.
  • Entretenimiento: Contarás con diferentes instalaciones donde poder reunirte con tus demás compañeros y una multitud de actividades preparadas para vosotros.
  • Comodidad: La mayoría de residencias se encuentran cerca de las escuelas, y suelen estar bien equipadas con todo lo que necesitas para una estancia agradable y fácil.
  • Espacio: Podrás contar con tu propia habitación y elegirás en qué momento quieres o no socializar.

Respecto a las limitaciones:

  • Hablarás más tu propio idioma: Los estudiantes solemos juntarnos con aquellos que hablan nuestra propia lengua, lo cual te restringe más a la hora de practicar y llegar a dominar un idioma.
  • Manutención: Dependiendo de la tarifa elegida, tendrás que costear tus comidas y desplazarte por tu cuenta.
  • Mayor responsabilidad: Algunos pueden verlo como una desventaja, al sentir más peso a la hora de tomar decisiones.
  • Limitaciones: Contarás con unos horarios determinados que deberás cumplir.

Antes de finalizar, es importante dejar claro que ninguna de las opciones es mejor que otra. Todo depende de tus preferencias y de la experiencia que busques vivir. Ambas son muy enriquecedoras y sin duda saldrás encantado de cualquiera de ellas.

Si posees alguna duda más, no olvides consultar nuestro apartado de FAQs o realizar tu propia consulta. 

Esperamos haberte servido de ayuda y…¡comienza tu gran aventura!

Deja una respuesta