Tienes más de 30 años y buscas mejorar o aprender un nuevo idioma, pero comienzan las dudas y los prejuicios: ¿Cómo voy a ir a estas alturas a estudiar al extranjero? ¿No seré demasiado mayor? ¿Seguro que es buena idea? Y es que estamos acostumbrados a escuchar que se trata de cosa de niños o que a partir de una determinada edad ya no se es capaz de aprender otra lengua. ¿De verdad existe una edad perfecta para afrontar este reto? La respuesta es no.

Vamos a partir de la base de que cuanto más edad se tenga, también será mayor la experiencia con la que se cuente. Por ello, tener conocimientos en determinadas áreas o en otros idiomas servirá de gran ayuda a la hora de aprender de cero o mejorar en una determinada lengua. Esto se debe a que muchas veces nuestro cerebro realiza ciertas asociaciones entre los nuevos conocimientos adquiridos y los que ya se encontraban en él. Según los expertos, cualquier persona que conoce correctamente su propia lengua, va a ser capaz de aprender otras sin ningún problema.

Si bien es cierto que los jóvenes pueden contar con una mayor facilidad para aprender un determinado idioma con una correcta pronunciación y una mayor destreza; cuanta más edad se tenga es más factible la comprensión de algunos conceptos. Esto se debe a que las habilidades metacognitivas, es decir aquellas que controlan la actividad mental y la auto regulación de las facultades, son mayores y se poseen unas mejores técnicas de aprendizaje. Además, el grado de concentración y motivación es más elevado y se tienen unos objetivos más claros y definidos. Por lo cual, es posible que los adultos aprovechen y aprendan al máximo frente a los jóvenes que lo ven más como una obligación.

Por tanto, el problema de aprender otro idioma no está en la edad y el hecho de aprender temprano una lengua no significa que sea el único camino para dominarla. Son los propios miedos de cada persona los que frenan la oportunidad de aprender una lengua en cualquier momento del tiempo. Si bien uno de dichos frenos es pensar que no se es capaz, otro de ellos es el tener que compartir clase con jóvenes y no sentirse cómodo.

Desde Ynsitu traemos la solución a este problema, y es que contamos con una amplia gama de cursos de idiomas para seniors enfocados para adultos de más de 30, 40 y 50 años. Aquí se pueden encontrar diferentes programas para las distintas franjas de edad, que incluyen cursos de idioma general, de negocios, cursos intensivos, no intensivos o con actividades.

Con dichos cursos se busca la inmersión total en el extranjero, para lograr un aprendizaje de forma rápida y efectiva, siendo muy positivo para los adultos situados en esas franjas de edad.  Además, el sumergirse completamente en la cultura puede aumenta la confianza en sí mismo a la hora de defenderse.

Sentirse fuera de lugar ya no va a ser un impedimento a partir de ahora, ya que  garantizamos que los compañeros de clase tengan una edad similar.

No lo pienses más, ¡no hay excusas para no emprender este desafío!