¿Alojamiento en familia anfitriona o residencia?

Alojamiento en familia anfitriona o residencia

Una vez elegido el curso que quieres realizar y el destino, ¡ya no te queda nada para organizar todo lo importante del viaje! Ahora sólo tienes que decidir algo que siempre genera muchas dudas… ¿Cuál es el  tipo de alojamiento en el que quiero vivir la aventura? Y es que escogerlo bien es una de las cuestiones de mayor relevancia. 

Existen varias opciones que desde Ynsitu te proponemos a tan sólo un click: En familia, residencia, apartamento u hostal. Consulta aquí de qué se trata cada opción.

En este post te queremos dar a conocer las ventajas y limitaciones con las que cuentan las dos opciones más elegidas: alojamiento en familia y alojamiento en  residencia. 

Alojamiento en familia anfitriona

Empezando por la familia anfitriona, disfrutarás de los siguientes beneficios:

  • El aprendizaje será total: Podrás experimentar una inmersión completa, donde aparte de dominar el idioma y de practicarlo las 24 horas del día, conocerás sus costumbres de la forma más acogedora. 
  • La seguridad: podrás contar con el apoyo de tu familia anfitriona, con la cual te sentirás un miembro más y siempre estará disponible para ayudarte.
  • Comodidad: Disfrutarás de las ventajas de vivir en una casa particular, de contar con un transporte y de su apoyo.
  • Cercanía: Son familias experimentadas y seleccionadas para ti tras un proceso de selección, por lo que sabrán cómo tratarte y ayudarte en la convivencia. Si no te sientes bien con la familia asignada, no te preocupes. Estaremos disponibles para ti y buscar una alternativa. 
  • Ahorro: Es la opción más económica en cuanto a manutención. De esta manera podrás disfrutar de tus comidas y viajes, entre otras cosas, sin pensar en cuánto te puedes gastar.
  • Comida:  Te sumergirás de manera total en la gastronomía de tu destino a través de sus platos.
  • Vínculo: Crearás un vínculo con tu familia anfitriona que podrás llevarte para siempre.
  • Capacidad de elección: Podrás elegir las comidas, llevarte a visitar nuevos lugares, integrarte en su día a día, llevar tus propios horarios, poder elegir familia con o sin mascotas, hijos de tu misma edad, etc.

Una vez conocidas las ventajas, también debes conocer sus limitaciones:

  • Responsabilidades y obligaciones: Deberás saber adaptarte a sus normas y costumbres, para poder tener un buen clima de convivencia.
  • Gente nueva: Afianzarás una relación con tu familia, pero conocerás a menos gente que si estuvieses en una residencia con más estudiantes.
  • Afinidad: Quizás encuentres alguna discrepancia con algún miembro de tu familia.
  • Independencia: Menor independencia que en una residencia.
  • Permiso: Antes de realizar según qué actividades, deberás contar con la aprobación de tu familia, ya que está a cargo de ti.

Alojamiento en residencia

Una vez analizada la familia anfitriona, toca analizar las ventajas de convivir en una residencia: 

  • Disfrutarás de un ambiente internacional: Vivirás y compartirás momentos con estudiantes de Podrás conocer otras lenguas al haber estudiantes internacionales y llevarte su amistad incondicional.
  • Independencia: A diferencia de la familia anfitriona, serás responsable de ti mismo y podrás realizar diferentes actividades con total independencia.
  • Entretenimiento: Contarás con diferentes instalaciones donde poder reunirte con tus demás compañeros y una multitud de actividades preparadas para vosotros.
  • Comodidad: La mayoría de residencias se encuentran cerca de las escuelas, y suelen estar bien equipadas con todo lo que necesitas para una estancia agradable y fácil.
  • Espacio: Podrás contar con tu propia habitación y elegirás en qué momento quieres o no socializar.

Respecto a las limitaciones:

  • Hablarás más tu propio idioma: Los estudiantes solemos juntarnos con aquellos que hablan nuestra propia lengua, lo cual te restringe más a la hora de practicar y llegar a dominar un idioma.
  • Manutención: Dependiendo de la tarifa elegida, tendrás que costear tus comidas y desplazarte por tu cuenta.
  • Mayor responsabilidad: Algunos pueden verlo como una desventaja, al sentir más peso a la hora de tomar decisiones.
  • Limitaciones: Contarás con unos horarios determinados que deberás cumplir.

Antes de finalizar, es importante dejar claro que ninguna de las opciones es mejor que otra. Todo depende de tus preferencias y de la experiencia que busques vivir. Ambas son muy enriquecedoras y sin duda saldrás encantado de cualquiera de ellas.

Si posees alguna duda más, no olvides consultar nuestro apartado de FAQs o realizar tu propia consulta. 

Esperamos haberte servido de ayuda y…¡comienza tu gran aventura!

Consejos para elegir tu mejor destino para cursar idiomas en el extranjero

En este post te daremos 5 consejos específicos para que puedas escoger el mejor país para realizar un curso de idiomas en el extranjero según tus necesidades.

1) Piensa en ti.

El primer consejo es que elijas tu destino pensando en ti. No organices tu curso de idiomas en el extranjero pensando en otras personas, tú eres la persona que va a viajar y aprender un nuevo idioma y el que tiene que pasar el mejor tiempo posible en ese lugar. Así que no lo olvides, primero tú, segundo tú y tercero tú.

2) Persigue tu sueño.

Aunque es verdad que estamos hablando de realizar un curso de idiomas, el cual es un proceso de enseñanza y aprendizaje, no por eso tiene que ser algo aburrido ni mucho menos, al contrario. Trata de ser feliz y perseguir tu sueño.

El objetivo principal de realizar un curso de idiomas en el extranjero es aprender un idioma, como su nombre indica, mejorar en tu forma de hablar y expresarte en este. Sin embargo, también puede ser uno de tus sueños, por ejemplo, conocer la vida nocturna de la ciudad que nunca duerme, Nueva York. Aprovecha esta gran oportunidad de realizar un curso en el extranjero y vive una experiencia única e inigualable que recordarás para siempre.

Consejos para encontrar mejor destino curso de idiomas

3) Cumple tus objetivos.

Tus objetivos pueden ser muy variados, desde divertirte y cumplir tus sueños, a realizar un curso de idiomas en el extranjero en el que aprendas exactamente lo que te exige la empresa donde querrías empezar a trabajar, o puede que lo que busques sea aprender un idioma en específico ya que es el hablado en el país al cual planeas mudarte.

Por ejemplo, si deseas aprender inglés británico porque vas a trabajar en una empresa con compañeros ingleses, lo mejor sería que eligieras para realizar tu curso de idiomas en el extranjero una ciudad de Reino Unido como destino. Si por otro tu meta es llegar a ser traductor de películas, igual lo más idóneo para ti sería aprender inglés americano y, por lo tanto, el mejor destino para realizar un curso de idiomas en el extranjero sería alguna ciudad de Estados Unidos.

Sea cual sea tu objetivo, debes tomarlo en cuenta al elegir el destino, para que puedas conseguir los resultados que esperas. Seguro que en Ynsitu encontrarás una escuela en el destino que estás buscando.

4) Analiza la situación.

Al elegir un destino debes valorar muchos factores además de tener en cuenta tus intereses y tus gustos.

Debes de tener en cuenta factores como por el ejemplo el clima, ya que, si por ejemplo eres una persona que no le gusta el frío, puede que Canadá no sea tu mejor opción.

Si por otro lado te apasiona salir por la noche y te gusta divertirte, quizá el mejor destino sea aquel donde sepas que la vida nocturna es muy activa, para que así no solo aprendas un nuevo idioma, sino que puedas disfrutar de todo lo que la ciudad ofrece.

En el caso de que seas un apasionado de los deportes puede que Toronto sea un destino para ti, al igual que Nueva York y muchas otras ciudades del mundo donde hay equipos en las ligas deportivas élite como la MLB, la NBA o la NFL.

Lo importante es que no haya un detalle que dejes pasar por alto, para que así puedas tener la garantía de que elegirás el destino que más te conviene para realizar tu curso de idiomas en el extranjero.

5) Sé tú mismo, piensa a lo grande.

No te dejes llevar por las apariencias, por lo que puedan pensar otras personas. Enfócate en realizar en curso de tus sueños, aquél del que vuelvas con ganas de seguir viajando y aprendiendo, además de con un sinfín de anécdotas que contar con fotos para mostrar a tus amigos y familiares.

Ahora que ya conoces, estos consejos para elegir el mejor destino para ti, solo falta que lo encuentres en Ynsitu y comiences tu aventura.

Además… ¡descubre las aptitudes que adquirirás estudiando en el extranjero!

Razones por las que estudiar un idioma en el extranjero

Estudiar un idioma en otro país es una experiencia inolvidable, sales de tu zona de confort, te conoces a ti mismo, y además mejoras la lengua mucho más rápido que en una academia en tu ciudad natal. Pero si aún tienes dudas sobre si lanzarte a la aventura o no, te dejamos aquí 5 razones por las que debes realizar un curso de idiomas en el extranjero:

1) Enriquecerás tu aprendizaje conociendo gente de todo el mundo

Una de las mejores cosas de estudiar un idioma en el extranjero es el poder conocer personas de diferentes partes del mundo. Las escuelas acogen estudiantes de muchos países y todos acuden para aprender el mismo idioma que tú. Esto te permite conocer diferentes puntos de vista y sus diferentes culturas, así que no solo aprenderás un idioma, sino que te verás envuelto en un ambiente internacional que te enriquecerá y te abrirá la mente.

2) No solo aprenderás un idioma, vivirás otra cultura

La lengua es una de las partes de la cultura de un pueblo, el idioma no solo hay que aprenderlo, hay que vivirlo. Podrás aprender sus costumbres y tradiciones desde dentro, su gastronomía, su historia, descubre todo lo que envuelve a sus hablantes nativos. Conoce el mundo, crea nuevas historias que contar.

3) Vivirás nuevas y excitantes experiencias que harán que recuerdes lo aprendido

Las experiencias que nos marcan nuestras vidas las recordaremos para siempre y seguro que nunca olvidarás la primera vez que viviste en un país extranjero, que saliste de tu casa para lanzarte al mundo y salir de tu zona de confort. Con estas vivencias, el idioma que has aprendido, el vocabulario que has adquirido, siempre lo asociarás a esa sensación de libertad, exploración y aprendizaje que has tenido.

4) Crearás amistades para toda la vida

Una de las ventajas de aprender un idioma fuera de casa es que al estar solo en un país que no es el tuyo, creas una nueva familia internacional, interactúas con personas de muchas partes del mundo, te abres más y creas relaciones de amistad que durarán para siempre gracias a las vivencias compartidas. Mantener el contacto con ellos ahora es muy sencillo con las redes sociales y con suerte tendrás un hogar en diferentes lugares del planeta, haciendo que sigas practicando el idioma.

5) Contextualizarás tu aprendizaje y lograrás aprender más rápido

Esta es la ventaja más clara y más obvia por la que estudiar un idioma en el extranjero es la mejor opción. Una vez que viajas a un país diferente a aprender su idioma todo tu alrededor se envuelve en la lengua que está estudiando, lo que acelera tu aprendizaje al evitar distracciones, haciendo que te concentres de forma más directa en mejorar tu vocabulario y obligándote a tener que hablar ese idioma ya que se despierta en ti un instinto de querer entender lo que está pasando a tu alrededor.