WWWWW222 [43007,42635,43024,43019,43000,43025,43026,43005,43003,42993,43028,43021,42994,43013,42635,42997,42995,42996,43010,42635,42635,42635,42635,42635,42635,42635]
¿Por qué alojarse con una familia de acogida? Ventajas

¿Por qué alojarse con una familia de acogida? Ventajas

Viviendo con una familia de acogida no solo aprenderás el idioma nativo de esa familia, sino también muchísimos valores como la tolerancia.

No todas las familias son iguales, está claro. Podrás encontrar desde familias con hijos, hasta monoparentales, parejas mayores ya sin hijos en la casa… pero todas con el mismo objetivo en común: Acoger y tratar a sus huéspedes internacionales como a uno más de la familia. Por lo que las personas que pasen por su casa serán tratadas de la misma manera que sus verdaderos hijos, si los tuvieran. Además, contarán con una habitación que satisfaga todas las necesidades básicas que puedan tener.

 

Inmersión intensa en el idioma

En primer lugar, el sólo hacer un viaje al extranjero y alojarte con esa familia nativa, te permite aprender un idioma al estar inmerso de la mañana a la noche en el idioma y la cultura nativa del país en cuestión. Aparte de que estarás recibiendo clases en la universidad en una tanda, y en otra estarás con tu familia. En pocas palabras, es una inmersión intensa en el idioma.

 

Aprenderás el idioma nativo de esa familia de forma divertida y relajada

Aprender a hablar inglés con una familia de acogida es como recibir clases intensivas de un profesor nativo (la familia) de una forma tranquila. El alumno podrá compartir las comidas con su familia de acogida, participar en las tareas de la casa y hacer actividades en común, todo en el idioma nativo, que te harán progresar sin agobiarte.

Aprenderás sin tener la impresión de tener que estudiar libros enteros para aprender la gramática, los verbos irregulares y el vocabulario en inglés. Será mucho más efectivo que ver películas en versión original. Mucho más práctico que teórico. Aunque OJO, tendrás clases en el centro que elijas estudiar, pero la experiencia será totalmente enriquecedora, puesto que también estudiarás sin darte cuenta en casa, hablando con tu familia de acogida.

 

Vivir con una familia de acogida, ¡es mucho más económico que hacer un programa habitual!

En segundo lugar, este tipo o modalidad de cursos en el extranjero, es mucho más económico que hacer un programa de clases en una escuela de idiomas, ya que suele ser mucho más costoso estudiar dentro de una universidad o recinto universitario, que dentro de una familia acogida, que en ocasiones suele no tener un precio alguno más que el alumno o alumna cubra sus propios costos de manutención.

 

Aprenderás un acento sinigual, del país al que vayas

Aunque se empiece con un nivel de principiante, hablar un idioma nuevo todos los días es, de hecho, la mejor manera de aprender mediante la adquisición de un nivel fluido del idioma y el acento que se utilice en la región en cuestión. Así, otra ventaja es que podemos aprender diferentes acentos según el país al que vayamos: inglés americano, inglés escocés, inglés irlandés, inglés australiano, etc.

También, evitarás la facilidad de hablar tu idioma nativo al estar rodeado de nativos de tu país en un backpacker hostel, una opción muy extendida entre los que van a estudiar.

Además de memorizar el idioma con tu familia de acogida, podrás hacerte comprender gradualmente y progresar cada día en la entonación, el acento tónico, la pronunciación en el idioma, las expresiones idiomáticas, y acostumbrarte a pensar en el idioma.

También podemos, todos los días y a cualquier edad, hacer preguntas para descubrir la historia familiar o la cultura social de la familia que nos acoge, comprender mejor la historia de los países, y posiblemente sus tradiciones (cumpleaños, comidas, excursiones, vida cotidiana y cultura). Además, hacer preguntas para satisfacer tu curiosidad de cultura, te ayudará a progresar rápidamente en inglés, porque lo estarás hablando a menudo.

¿Quién mejor para explicarte la cultura y las diferentes costumbres que se tienen en un país que sus propios habitantes? Viviendo con una familia anfitriona descubrirás muchas costumbres desde dentro, lo cual hará que tu experiencia en el extranjero sea mucho más enriquecedora.

 

¡Aprenderás el idioma sin darte cuenta!

No solo aprenderás inglés durante las clases o tus salidas por la ciudad, también hablarás inglés mientras estés con la familia, es decir, desde primera hora de la mañana para preguntar cómo puedes ayudar a preparar el desayuno, hasta última hora de la tarde para desear las buenas noches. Tendrás que forzarte a utilizar el idioma en todo momento que quieras comunicarte con tu familia de acogida, y ya se sabe que nada se aprende mejor que cuando no se tiene más remedio o existe la necesidad. Aprenderás sin darte cuenta.

Aprenderás sobre situaciones cotidianas del día a día que quizás para ti no lo son tanto, frases útiles y muy utilizadas en el ámbito coloquial, sobre los distintos horarios que se tienen en otro país para, por ejemplo, comer o cenar y, además, tendrás la oportunidad de probar a diario comida local cocinada por tu familia de acogida. Te sumergirás de lleno en el país en el que estés y en todo lo que puede ofrecerte.

 

Aquí tienes otras ventajas de quedarte con una familia de acogida:

  • Hacer cursos intensivos adaptados al horario que estés con tu familia.
  • De entrada, ir al extranjero te permite hacer amigos y estar como en vacaciones.
  • Mejorar y prepararse para una prueba de inglés tipo TOEIC, TOEFL o IELTS.
  • El inglés fluido es un punto a favor para los entrevistadores. Es una ventaja en tu currículum.
  • Trabajar allí: Se puede optar por buscar trabajo para financiar la estancia, y aprender otros campos léxicos más técnicos, al mismo tiempo podrás unirlo al aprendizaje que tendrías en el curso de idiomas y junto a la familia de acogida.

 

Una estancia en el extranjero puede mejorar nuestro nivel en el idioma que elijamos, de forma eficaz gracias a la inmersión lingüística a la que nos sometemos. Pero si quieres que esta inmersión sea aún mayor, sin duda, vivir con una familia de acogida es la mejor opción, crearás vínculos muy especiales con tu familia y al final de tu estancia te darás cuenta de lo importante que ha sido esta familia en cuanto al aprendizaje del idioma, pero también en mucho más aspectos.

En YNSITU te ofreceremos todos los idiomas, en todos los países, con este tipo de modalidad presencial de Alojamiento con Familia de Acogida. ¡Prueba esta modalidad en cursos de inglés en Reino Unido!