10 reglas básicas de la pronunciación en francés

 

La pronunciación en francés es uno de los aspectos que mas se nos resiste a los españoles cuando estamos aprendiendo este idioma. Algo bastante raro teniendo en cuenta que, al igual que el castellano, esta lengua proviene del latín. Y es que el francés es el segundo idioma más estudiado en España (tan solo seguido por el inglés), así que no podemos dejar que esto siga sucediendo.

Para solucionarlo, en este artículo hemos reunido 10 reglas básicas de pronunciación que te ayudarán a hablar mejor en francés. Estas reglas te ayudarán a perfeccionar el idioma, más aún si lo pones en práctica hablando con alguna persona nativa, ya sea en tu próximo viaje o realizando un curso de idiomas en Francia.

 

Las 10 reglas básicas de pronunciación

 

1. Primera regla: «La E»

 

Esta letra es la causante de muchos de los problemas de pronunciación del francés. Tiene 3 tonalidades distintas: el acento grave (è), el circunflejo (ê) y el agudo (é). Se pronuncian de manera similar a la «E» española, pero dependiendo si el acento es grave o agudo, la pronunciación ha de ser más abierta o más cerrada respectivamente. Por otro lado, también existe la «E» sin acento, que es muda al final de las palabras y si se encuentra al principio o entre medio suena como una mezcla de «E» y «O».

 

2. Segunda regla: «La C»

 

Esta letra tampoco se queda atrás. La tercera letra del abecedario tiene miga, y es que cuando se encuentra antes de la «E» o de la «I» (o cuando lleva la cedilla «Ç») suena como si fuese una «S». Asimismo, el CH en francés tiene un sonido más suave que en castellano y debe pronunciarse más o menos como el SH en inglés. Todo eso excepto cuando precede de «L», «N» o «R», en esos casos debe tratarse como si fuese una K.

 

3. Tercera regla: «La R»

 

Seguro que alguna vez has intentado imitar el acento francés y has pronunciado la «R» como si fuese una «G». ¡Pues sigue haciéndolo! Así es como debe sonar.

 

4. Cuarta regla: La «G»

 

Esta letra tiene el mismo sonido que en castellano, excepto cuando va delante de «E» o de «I». En este caso se transforma y suena como la «J» francesa (algo similar a nuestra «LL». También es importante saber que la forma «GN» se pronuncia como nuestra clásica letra «Ñ» (Espagnol, por ejemplo)

 

5. Quinta regla: La «PH»

 

Esta es una de las reglas más fáciles de  memorizar. Tan solo deber recordar que esta combinación se pronuncia como  la letra «F» (Photographie, philosophie…)

 

6. Sexta regla: Las vocales

 

En la primera de las reglas nos adelantábamos con la «E», ya que es merecedora de su propio apartado, pero lo cierto es que a la hora de hablar francés debes prestar atención a todas las vocales. La «O», «AU» y «EAU» se pronuncian como la vocal «O», mientras que la combinación «OU» tiene el mismo sonido que nuestra «U». «OI» debe pronunciarse como «UA» y «EU» y «OEU» como si estuvieses pronunciando al mismo tiempo la E y la U. Mención especial a la vocales que van seguidas de «M» y «N», ya que deben sonar como si tuvieras la nariz tapada.

 

7. Séptima regla: La terminaciones

 

La gran mayoría de las «E» y «S» no se pronuncian. Asimismo, la terminación «-ENT» (tercera persona del plural), también es muda. ¡Y también algunas consonantes!

 

8.Octava regla: La diéresis

 

La diéresis en francés se utiliza al igual que en castellano para destruir las combinaciones entre vocales. De este modo, cada una formará parte de una sílaba distinta y sonará de forma independiente.

 

9. Novena regla: Las palabras agudas

 

En francés todos las palabras son agudas, por lo que el acento tónico recae en la última sílaba. Aunque siempre existen alguna excepción… Como hemos comentado anteriormente, si las palabras terminan en «E», esta no tiene que pronunciarse por lo que el acento recae en la vocal que la precede. Esto también afecta a las aquellas palabras que se ven modificadas por terminaciones verbales o por la forma del plural.

 

10. Décima regla: La liaison

 

Así es como se conoce en francés a las palabras que unen su última sílaba a la primera de la siguiente. En estos casos se debe pronunciar como si fuese una única palabra. Esto sucede siempre que una palabra termina por la «E» muda y la siguiente empieza por la «H», que también es muda. De este modo, «Les amis» sonará como «Lesami»

 

Hay muchos otros aspectos a tener en cuenta, pero esto son los principales. Ahora que ya los conoces es el momento de ponerlos en práctica. Y que mejor manera de hacerlo que viajando a Francia con Ynsitu. ¡No te pierdas nuestros cursos de idiomas en el extranjero!