10 cosas que no puedes dejar de ver (y hacer) si visitas Dublín

10 cosas que no puedes dejar de ver (y hacer) si visitas Dublín

Dublín, la ciudad más grande de Irlanda, tierra de mitos y leyendas, celtas, folklore apasionante, cerveza negra y autores inmortales como James Joyce. Visitar Dublín es una experiencia única que a nadie deja indiferente. Ya sea que estés por unos días de visita, como realizando un curso de inglés en Irlanda, hay cosas imprescindibles que no puedes dejar de ver (y hacer), en la capital de esta maravillosa isla, la isla Esmeralda. Así que a continuación te presentamos…

Las 10 cosas que no puedes dejar de ver (y hacer) si visitas Dublín

 

1. Visitar la antigua biblioteca del Trinity College, una parada imprescindible

La Trinity College es una universidad con unos 15.000 estudiantes en pleno centro de la ciudad, que cuenta con una de las bibliotecas más increíbles del mundo. Se trata de la antigua biblioteca del siglo XVIII, donde se conservan unos 200.000 libros de mucho valor. Sin duda un lugar imprescindible para aquéllos que disfrutan rodeados de libros, pero también para los que no, ya que esta biblioteca es una auténtica obra de arte.

 

2. Dar un paseo (con sus correspondientes pintas), por el barrio de Temple

El barrio de Temple es una de las zonas más conocidas y animadas de la ciudad, en el centro de Dublín donde se concentran montones de pubs legendarios, entre los que destacamos The Temple Bar, con más de 160 años de historia, un lugar de culto para los cerveceros donde podrás disfrutar de la mejor cerveza negra del mundo y un ambiente 100% irish. No tiene pérdida, su roja fachada es absolutamente reconocible.

 

3. Hacer un poco de “shopping” por Grafton Street

Esta calle es una parada muy típica en Dublín. Conecta Trinity College con el bonito parque de St. Stephen’s Green. Grafton Street es la calle comercial más importante de Dublín y está repleta de tiendas donde poder hacer tus compras. El nombre de esta calle aparece en numerosas canciones de cantantes irlandeses, una de las más recientes, la versión actual de “Galway Girl”, de Ed Sheraan.

 

4. Visitar la fábrica de Guinness

Aunque no seas un gran fanático de la cerveza, no puedes dejar de visitar la esta mítica fábrica de cerveza negra. Ya solo por el ambiente que envuelve sus alrededores merece la pena, pero si además te animas, puedes subir a la torre donde podrás degustar una buena pinta mientras disfrutas de las mejores vistas de toda la ciudad.

 

5. Saludar a Molly Mallone (bueno, a su estatua)

La estatua más famosa de la ciudad, y todo un icono de Dublín y de la cultura irlandesa. Se dice que Molly Mallone fue una hermosa pescadera que murió joven de una fiebre en plena calle. La muchacha iba por las calles de la zona portuaria de Dublín, empujando un carro de mano y gritando: «¡¡Berberechos y mejillones!!”

 

6. Visitar la Catedral de San Patricio

No puedes irte de Dublín sin rendirle una visita al patrón de Irlanda, San Patricio. Y para ello,no hay mejor manera que visitar su bonita catedral, una de las dos más grande de toda la ciudad junto con la de la Santísima Trinidad.

 

7. Relajarte y respirar aire puro en el Phoenix Park

El parque fue creado en 1662 como reserva de ciervos y en 1745 se remodeló para abrir sus puertas al público. Situado a escasos kilómetros del centro de Dublín, el Phoenix Park significa un importante pulmón para la ciudad, además de un agradable lugar en el que pasear durante infinitas horas. Se le considera el parque urbano más grande de toda Europa.

 

8. Pasear por las orillas del río Liffey

Es todo un placer recorrer las orillas de este río que atraviesa la ciudad dublinesa y apreciar cómo separa la parte vieja de la parte nueva, las distintas arquitecturas y formas de vida de uno y otro lado de la ciudad…

 

9. Disfrutar de las vistas de Killiney Hill

No está en el mismo centro de Dublín, pero por eso mismo podrás disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad. Te recomendamos subir a Killiney Hill. Como decimos, desde allí hay unas vistas geniales de la ciudad y sus alrededores, incluyendo una bonita playa bajo la colina. 

 

10. Dejar volar el alma con un concierto de música celta

La música celta es una de las más místicas y evocadoras que puede sentir el ser humano, y más, si te hallas en su cuna, en el epicentro de su cultura. Tanto en pubs, como en la calle como en muchos otros lugares, no vas a tener dificultad para encontrar este tipo de música. Es algo que no te puedes perder en Dublín.

 

En Ynsitu te ponemos en bandeja poder disfrutar de toda esta lista de actividades y lugares, y qué mejor manera que hacerlo mientras aprendes inglés. Por ello, aquí te acercamos los mejores cursos de inglés en Dublín para que a la vez que disfrutas de la ciudad, aprendas su idioma. No pierdas la oportunidad de aprender inglés en Irlanda.

Y si tienes dudas acerca de qué necesitas para ello, también te explicamos qué tipo de visado necesitas para estudiar en Irlanda.

 

Deja una respuesta